~ Torrijas de vino tinto ~

Martes, 4 de Abrir del 2017. 11:44 AM

Hay pocos dulces más típicos de la Semana Santa que las torrijas. Son un postre de origen europeo cuya primera referencia aparece en un compendio de recetas latinas del siglo IV. En los inicios era únicamente una rebanada de pan mojada en leche, a la que se le denominaba “aliter dulcia” (otro plato dulce).

En España, la primera vez que aparecen en un documento escrito fue en el siglo XIV por Juan de la Encina. Por aquel entonces se utilizaban para la recuperación postparto de las mujeres y se servían con una copita de vino. Su auge durante los periodos de Cuaresma y Semana Santa seguramente sean el resultado de la necesidad de aprovechar el pan duro sobrante  durante el tiempo en el que se no se podía consumir carne.

Las torrijas se pueden preparar con antelación y duran varios días (si son realizadas con leche su duración es menor que las preparadas con vino) y se pueden tomar tanto frías como calientes.

 

Torrija de Vino tinto

Ingredientes

  • Una barra de pan duro cortado en rebanadas
  • 1 litro de vino tinto
  • 400 ml de agua
  • 250 gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • piel de naranja
  • 3 huevos grandes
  • aceite de oliva suave para freír
  • piel de limón
  • azúcar
  • canela en polvo

Pasos

  1. Un día o incluso dos antes de comenzar a preparar la receta, cortaremos el pan en rebanadas y lo dejaremos secar sobre una bandeja grande tapada con un paño.
  2. Para preparar el vino en el que empaparemos las rebanadas de pan, lo colocaremos en un cazo junto al agua, el azúcar la rama de canela y la piel de naranja. Dejamos que caliente hasta que llegue a ebullición. Debe hervir unos 3 minutos. De esta manera se evaporará el alcohol y se infusionará el vino.
  3. Apagamos el fuego y tapamos el cazo. Dejamos reposar el caldo obtenido. Lo utilizaremos cuando ya esté frío.
  4. Preparamos el aceite para freír las torrijas con la piel de limón (para aromatizarlo). Colocamos en una sartén honda (o wok) el aceite con la piel de limón. Mientras ésta se calienta iremos rebozando las rebanadas de pan.
  5. Batimos los huevos en un plato hondo. Vamos mojando las rebanadas de pan seco en el almíbar de vino que teníamos preparado. Dejamos que se empapen bien. Seguidamente las pasamos por el huevo batido por ambos lados.
  6. Cuando el aceite esté suficientemente caliente vamos friendo las rebanadas pasadas por el huevo con mucho cuidado. Una vez esté dorado por uno de los lados, le damos la vuelta.
  7. Una vez bien fritas por ambas caras, las sacaremos a una bandeja sobre papel de cocina absorbente, para eliminar el exceso de grasa.
  8. Mezclamos el azúcar y la canela del rebozado, y mientras las torrijas sigan calientes las espolvoreamos con la mezcla.

 

Torrija de Vino

 

Notas

  • Con el vino que haya sobrado de empapar las torrijas, podemos preparar una miel de vino con la que rociarlas en vez de utilizar el azúcar y la canela para darles el toque final.
    • Para ello añadimos unos 100 gr de azúcar en el cazo al vino y dejamos que hierva unos 15 minutos, hasta que se evapore un poco el líquido y quede con textura de miel. Lo retiramos del fuego y dejamos enfriar unos 10 minutos (en este tiempo espesará un poco más). Rociamos con la miel las torrijas al gusto antes de consumirlas.
  • Para hacer torrijas se puede usar el pan que más guste. También tipo brioche o pan dulce. Pero debe ser un pan con miga compacta.
  • Igualmente se pueden preparar con vino blanco o vino dulce. Quedarán unas torrijas totalmente diferentes.
Editor
Elisabet López San Martín
Elisabet López San Martín
Si continuas navegando aceptas el uso de cookies y su instalación para el funcionamiento de la web. Más información.